jueves, 14 de octubre de 2010

Quizás era perfecto porque no era real.

Porque muchas de las cosas más bonitas que me han pasado formaban parte de un sueño, y era perfecto por ello, menos por haber despertado de él.
Yo lo daría todo por vivir en sueños. Por despertar cada día en una nueva fantasía, donde si las cosas van mal puedo abrir los ojos y aparecer en otra realidad paralela, donde nada es real, pero es por eso que es perfecto.
Y hay quien dice que la realidad es maravillosa, que también tiene momentos preciosos que valen la pena, pero; ¿saben cual es la diferencia entre la realidad y los sueños?
Que en la realidad, el tiempo lo transforma todo. Puede hacer que nuestro recuerdo más bonito se convierta en la peor de nuestras pesadillas. En cambio los sueños nunca nos decepcionarán.
Por eso mismo quisiera pasarme la vida soñando. Y si no tuviera nada que perder, viviría en el sueño eterno.

Hoy soñé que uno de los amigos que dejó de hablarme hace un tiempo (sin motivo aparente) aparecía a mi lado y arreglabamos las cosas. Lo mejor que tienen los sueño es que todo es posible.

video


Lo bueno de los sueños es que no hay que pagarlos. Tansolo el despertar siempre es el precio más caro.

-Shinoflow


1 comentario: