lunes, 29 de noviembre de 2010

I'm a creep

Y lo digo y lo desmiento,
porque aunque no quiero aceptarlo;
porque aunque quiera no lo acepto.

Soy una arrastrada, y no es que me enorgullezca.
Siempre soñé con ser independiente,
y cada vez que pensaba que lo había conseguido,
fin de partida y vuelta a empezar.

Y es que en esta vida hay quien solo aprende a palos.
Empiezo a pensar que yo soy de esas personas.

Nunca lo quise así, pero cada cual ha de cargar con lo suyo, y si así lo quiere la vida, así tendré que hacerlo.


video

Volvemos al punto de partida.


Play again

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Escriban lo que sea que yo lo cantaré como nunca ..

Y lo hicisteis, siempre lo hiciste.
Se dice que estas palabras las pronunció durante las grabaciones de Innuendo, en el ocaso de su vida en el cual fue atacado severamente por el SIDA.
Porque aún hay personas en el mundo (como yo) que se preguntan como pudo existir una voz tan maravillosa. Porque si te fuiste fue porque este mundo no merece algo así.
Hiciste música capaz de trasmitir sentimientos; de crear sensaciones, y a día de hoy puedo asegurar que se me siguen poniendo los pelos de punta cada vez que escucho una de ellas.
En su día dijiste:

No me importa morir mañana. He vivido, en toda la extensión de la palabra.

Y no solo hiciste eso, también dejaste tus palabras gravadas en miles de personas. Porque mientras tu música siga siendo escuchada, mientras sigas en nuestros corazones tu recuerdo, nunca morirás.
(Ojala hubiera podido presenciar yo algo así en directo.)
video


No seré una estrella de rock. Seré una leyenda.

Y vaya si lo has sido.


Freddie Mercury.
1946
1991

sábado, 13 de noviembre de 2010

Nueva entrada.

Nueva entrada en mi otro blog:
http://sincorduranirazon.blogspot.com/

Hacía tiempo que no publicaba, y la verdad es que esa entrada estaba preparada hace ya tiempo, pero aún no me había decidido a subirla. Está basada en una conversación real (bueno, realmente en dos, cada una con una persona distinta). Se agradece tener conversaciones tan profundas de vez en cuando, te hacen meditar sobre ciertas cosas.

Ahora bien; quería hablar sobre el tema que trato en mi nueva entrada. Como no, cada uno lo verá de una manera, pero el significado que tiene para mi es el de la inocencia y tranquilidad con la que vivimos todos nuestra infancia hasta sucumbir ante ese horrible y despiadado enemigo llamado Amor.
De pequeños todos queremos saber que es; queremos conocerlo, y una vez lo hacemos, deseamos no haberlo conocido nunca (claro está, eso depende de la persona).
Como ya habréis podido observar, estas nuevas generaciones cada vez tienen más prisa por saber lo que se siente. Niñas y niños de 12 años (o menos) de edad que buscan desesperadamente alguien de quien quedarse prendado y que, en caso de no conseguirlo o de que las cosas salgan mal, caer en una profunda depresión y decir que van a a acabar solos por siempre. Para seros sincera; las situaciones así me parecen realmente patéticas (por no decir estúpidas). He visto a personas de 50 años divorciadas luchar más que vosotros por seguir buscando a su media naranja.
Yo, como siempre he dicho, este problema deriva mayormente de la sociedad que nos rodea. Hace 40 años los jóvenes no solían empezar a emparejarse hasta los 20 años, ahora en cambio, si antes de los 18 no has estado con nadie, la gente te tacha de estrecha, fracasada o vete tú a saber...
Y no hablemos de la necesidad de procrear porque ya desvariamos suficiente con este tema...
En cuanto al tema del amor, seguiré tratándolo en otra entrada que tengo preparada (y que ya veré cuando la publicaré...).

Sobre lo hablado ya solo me queda añadir que yo no se porque la gente se complica tanto la vida; realmente yo vivía más feliz emparejando a mis muñecos sin necesidad de emparejarme a mi misma con nadie. En mi opinión, tuve una buena infancia; sin preocupaciones, sin amores... sin duda volvería a esos tiempos.